Sonríe, esa es la ley primera

3 07 2010

Like This!

Aún recuerdo cuando lo vi por primera vez, hace 12 años atrás… creo que fue algo así como un amor a primera vista.

Su sonrisa era tan pura y sus ojitos tan brillantes, que no me pude resistir caer rendida a sus pies. Admito que no soy materialista, pero esa tarde sin pensarlo dos veces le dije a mamá: “¡¡Mirá que lindo, lo quiero llevar a casa!!”.

Y así fue, esa tarde lo adopté; él es una marioneta, yo pasaba horas y horas jugando con él.
En ese entonces debo haber tenido alrededor de 8 años, para mí todo era diversión: le enseñé a bailar, a caminar, a columpiarse y muchas cosas más.

Pero nunca olvidaré lo que él me enseñó un día mientras jugábamos; me dijo que “a pesar de todo, siempre hay que sonreír, siempre”.

Y así ha sido. De él aprendí esa ley, de mi querido payasito Plin Plin, que tengo conmigo hasta el día de hoy.

Esta foto la tomé hoy en la Tarde mientras Plin Plin reflexionaba en mi ventana.

Gracias a Paz Vasquez por estas palabras.

Add to FacebookAdd to DiggAdd to Del.icio.usAdd to StumbleuponAdd to RedditAdd to BlinklistAdd to TwitterAdd to TechnoratiAdd to Yahoo BuzzAdd to Newsvine

Anuncios